Los Valores del Cooperativismo en la Revisión del Timón Ético Decisorio:

Reingeniería Interna PARTE II

Por: Dr. Miguel A. Arrieta-Morales
  1. Los Valores Cooperativista en la revisión del Timón

a. La Cultura

Inmerso en la cultura de una empresa el personal adquiere qué es lo importante a tener en cuenta en sus decisiones con relación al servicio al socio, compañeros de trabajo y los superiores. En la cultura de la empresa están presentes los valores por el cual las personas recurren y hacen referencia para su toma de decisiones.

Compartir criterios comunes, que se desprenden de los valores a ser tomados en cuenta por todos en sus análisis decisorios, adquiere mayor trascendencia cuando nos referimos a la integración del personal en el cual muchos de sus integrantes provienen de otras empresas con culturas diversas. Como sabemos, las prácticas del manejo gerencial se desprenden y deben de estar cónsonas con los principios del sistema axiológico empresarial. Se enriquece el Capital Social cuando el personal comprende el alcance de los valores empresariales y fundamenta la confianza entre sí. A su vez pueden ayudarse entre unos a otros y hacer sus autos correcciones en caso de desviaciones del marco de actuación. Pueden justificar sus decisiones tanto para las metas a establecer, este facilita el hacer planes estratégicos y desarrollar actividades de mercadeo. Los valores compartidos forjan la identidad para dirigirse hacia su entorno y la población que desean trabajar.

La empresa Cooperativista tiene sus valores, que otorgan sentido a las relaciones de las personas, los propósitos del negocio, el nicho de mercadeo a perseguir y el desarrollo de su identidad propia. En la empresa, la cultura no es un fenómeno que se presenta espontáneamente, es un sistema de convivencia que se expresa a diario mediante cada decisión y en los procedimientos a ejecutar. Las metas empresariales, evaluaciones del personal, sus compensaciones, qué se reconocen, su compromiso de aportación social; en fin todas sus actividades responden a la institucionalización de los valores que se promulgan.

Convivir en una Cultura fundamentada en Valores a largo Plazo, se traduce en una eficiencia a través de la sinergia, resultado del trabajo en equipo cuando la acción se desprende de una misma plataforma ética de trabajo. Tomar decisiones, establecer expectativas y nuevas ideas, resultará ser cómoda de evaluar a base del modelo gerencial uniforme pues las prácticas gerenciales se evalúan a tono con los criterios establecidos por la Cultura. En una cultura orientada por valores no un jefe pues todos debe de quedar enmarcados dentro de los valores institucionales. Las personas sean estos los gerentes y el personal de línea pueden llegar a conclusiones efectivas a base de un marco de referencia independiente de toda consideración de personal. De esta manera emerge una identidad una manera particular de la empresa definirse ante sí misma y ante las demás empresas.

b.  Labor Educativa

El objetivo de todo educador es ser agente de cambio y los educadores cooperativistas no deben de estar exentos de este fin. Por cuanto, debe el personal experimentar un cambio, comprender sobre unos valores que no se tenían cuando se inicia como colaborador en una empresa cooperativa. Como educadores cooperativistas debe aplicar la Regla de Oro de Educación que tanto nuestros fundadores insistieron. Estas personas tenían sus motivos y que tanta vigencia tiene hoy día, adquirir nuevos valores está íntimamente relacionado con la educación. No se puede apreciar sobre aquello que se desconoce, por eso la importancia de la educación. No se debe de confundir educación con la mera transmisión de información y menos aún con la idea de utilizar a los educadores cooperativistas como sinónimo de hacer promoción o ser vendedores. De esta manera los educadores pierden su razón de ser, se resta en la importante labor de hacer comprender las distinciones de una identidad cooperativa de otras no menos importante responsabilidades en la empresa.

Claro esta, es el propio educador quien debe de tener claro su función y en muchos casos debe de iniciar por los propios líderes de la empresa quienes deben de comprender su labor. Por ser estos asuntos uno novedoso y no responder a la inmediatez de la vida le corresponde a él hacer el puesto. A mayor destrezas y conocimiento de su función menos la tentación y los riesgos de desviarse de sus funciones. Su pedagogía está orientada hacia la función de cómo se traducen los valores de la empresa en actividades para que la marca de una cooperativa esté presente entre los socios, la comunidad y entre el propio personal.

c. Apropiación de valores

Mas retomemos nuestro tema del timón de todo el asunto de una cultura es la suma de cada decisión personal, es decir un asunto mas micro que de grandes consideraciones. Los asuntos más importantes se definen en los pequeños detalles. El cooperativismo tiene sus valores que podemos resumirlos en:

  • Equidad
  • Democracia.
  • Justicia económica.
  • Servicio y Auto ayuda
  • Sentido de responsabilidad
  • Solidaridad

Al inicio mencionamos lo que se entiende como beneficioso es consecuencia directa sobre a qué se le ha dado valor. Entonces para comprender y justificar nuevos beneficios   debemos retomar y apropiarnos de estos valores y cómo estos se expresan en las metas de la empresa. Tomando el valor de servir, debemos preguntarnos como este valor se refleja en las decisiones de las personas. ¿Están las personas sirviendo a los demás o se están sirviendo a sí mismas? Peor aún, ¿refuerzan sus excusas para no servir, las cuales pueden ser, por ejemplo, de naturaleza reglamentaria o de procesos establecidos, pero no orientados al servicio. Puede ser también que sólo se entienda como beneficio el asunto económico por lo que en ausencia de la reingeniería interna se sacrifica metas de servir a los demás. Debemos de recordar que el logro de una meta implica asignar recursos que por motivo de no apreciar nuevos valores los resultados no se entenderán como beneficiosos. Los recursos que se utilicen se percibirán mas como gastos y no como inversiones.

Qué sobre las personas que no tienen interés alguno de asumir responsabilidad por sus acciones. Nunca dan cuenta de sus actos y más aún, evaden las consecuencias de sus actos. Tal actitud definitivamente contradice el valor de asumir responsabilidad.

Supongo que este valor tuvo mucho que ver con la actitud de los fundadores del cooperativismo al momento de crear la primera empresa de este tipo en el Callejón del Sapo. Ante la difícil situación, explotación por el liberalismo de la época, las personas no se conformaron con explicar sus desgracias, menos aún pretender qué otros le resolvieran. Ellos optaron por hacer por sí mismos y no delegar su responsabilidad en e.g., léase gobierno. Este valor contiene por si mismo gran trascendencia al momento de establecer metas, tanto así que diría que en falta de éste se opta por no trazar ninguna de gran envergadura.

El educador cooperativista tiene un gran reto en la gran sociedad del YO, en que las personas revisen su timón ético y se apropien del valor de ser solidario. Esto implica que se fomente la inteligencia emocional de todo colaborador en la empresa. Como expresamos sólo al hacer cambios en estos asuntos internos es que es posible luego hacer planes que estén armonizados con los valores. Los planes relacionado con asunto de ser solidarios quedan al desuso por falta de buenos cimientos que los apoyen, que se tenga una convencimiento y clara compresión los valores que los apoyan.

Así mismo el valor de la Democracia, ¿qué implicaciones tiene en el trabajo de equipo? por ejemplo. ¿Dónde queda el apoderamiento si el personal que tiene a cargo tiene miedo de tomar decisiones y cometer errores? Hasta dónde se puede reflejar este valor cuando las personas buscan ser protagonistas y-o prepotentes? En este aspecto el educador debe llevar a cabo una metodología que permita a las personas reflexionar como lo que ha dado importancia contradice lo que promulga la empresa, hay oportunidad de hacer una reingeniería interna.

El valor de la equidad no es lo mismo que tratar a todos de igual forma, sino dar igualdad de oportunidad a todos, más establecer diferencias en los resultados. Es de esta manera que las personas asumen diferencias de grados con las oportunidades que reciben, la justicia consiste en dar la misma oportunidad no en dar las mismas condiciones finales. Si todos tienen al final unos mismos resultados en este caso se desalienta la competencia y la motivación. Que igualdad de oportunidad se está dando para el desarrollo profesional, para ocupar puestos desde el reclutamiento interno, con los reconocimientos, etc.

EL cooperativismo, si se quiere vivir invita al gran reto del crecimiento personal. De otra manera no se puede proyectar lo que se dice, todo más bien se convierte en retórica hueca, falta de significado. Invita a que cada uno sea líder en el sentido de modelar las prácticas que se desprenden de los valores que le dan sentido. De otra manera todo es bien intencionado, pero todo cae en desuso, carece de ser sostenible.

Cada uno empeñado en vivir los valores de la empresa habrá de expresar la cultura. La labor de educador debe ser aportar en los cambios internos para que cada uno se apropie de estos valores. Estos no son de modo alguno propiedad de las cooperativas, lo que sucede es que a través del conocimiento de como hacer la organización estos se articulan y se pueden apreciar en las ejecuciones del personal. Pero para que estos se conviertan en vivencias, las personas deben de apropiarse, hacerlos suyo. En esto estriba el cambio que el educador cooperativista debe perseguir y por el crecimiento que conlleva el personal se lo agradecerá.

Así las cosas debemos preguntarnos sobre ¿sobre quiénes recaen estas maneras de actuar? En particular el rol del liderato de la empresa; ¿qué repercusiones tiene en ser modelo? ¿Cómo hacer para que las personas hagan suyo los valores de la empresa? ¿Qué sobre la sintonía entre los valores de las personas y las metas de la empresa. ¿Cómo hacer cuando los valores de las personas no corresponden con los de la empresa? ¿Hasta dónde llega y el respeto los valores de la persona? ¿Qué implicaciones legales tendría separar a una persona que contradice los Valores de la empresa? Estos son algunos de los puntos que se levanta cuando se inicia el tema del cambio por la Reingeniería Interna y que espero que a través de la discusión de estas ideas se ayuden a contestar.


No hay respuestas para "Los Valores del Cooperativismo en la Revisión del Timón Ético Decisorio:"