Procurar Soluciones es Apropiación: Más No Excusar

Por: Dr. Miguel Arrieta-Morales

Nos apropiamos de vivir una vida plena cuando asumimos responsabilidad de nuestros actos; “”ownership” implica dar cuenta de las consecuencias sobre nuestras decisiones. Por otro lado, excusamos nuestro comportamiento cuando alegamos que no tenemos control sobre nuestras actuaciones. Ejemplo: se excusa la responsabilidad alegando que el otro le saca de quicio, en tal caso puede ser el empleado, el jefe, el compañero e inclusive el cónyuge, etc. Como si las situaciones tuvieran control sobre uno. En otras palabras nos “achicamos”” ante los eventos que se nos presentan. Se vive a merced de las situaciones que se nos presentan por lo que solo resta esperar que las condiciones cambien para que estén de acuerdo a lo que uno desea y así estar tranquilos. Lo triste del caso es que las situaciones nunca están alineadas a las expectativas que uno tiene. Otros para nivelar sus “químicas” optan ingerir, sabrá que cantidad de pastillas, (drogas) y se limitan a vivir como zombis. También se alega que la crianza, el ambiente, la época en que se vive, las hormonas, los nervios, y un sin fin de cosas surgen como excusas. Todo lo que se excusa está fuera del control propio.

Ahora bien, si bien es cierto que hay muchos eventos bajo los cuales no tenemos control, nuestras reacciones ante ellas si están bajo control propio. Ante momentos bien difíciles, la clave no está en evadir la responsabilidad mediante las excusas, sino preguntarse qué uno puede hacer ante los eventos que acontecen. Decir que uno no es responsable puede hacer sentir bien a uno mismo y ante los demás, pero a su vez se está cerrando las puertas para trabajar la situación.

Cuando se dice tener un problema, indirecta o directamente, está implícito que sí puede hacer algo, Los grandes retos que vivimos exigen desarrollar nuestra creatividad a un máximo para utilizar los medios más adecuados para el logro de metas. No es menos cierto que la mayor parte de nuestros fracasos se deben al hecho de que no hemos utilizado adecuadamente los medios disponibles para lograr las metas.   El éxito no está en el arte de manejar de manera adecuada las situaciones que se enfrentan. La sensación de logro, el éxito, no está en una obtención de las metas como tal, sino en las habilidades que se muestre ante los retos que se enfrentan. Cómo te desempeñas ante los demás, el nivel de compresión y la habilidad para ser eficaz en la trasmisión de las ideas ante los demás. En fin disfrutar el paseo de la vida va más allá que el único fin de llegar a la meta.

Por el contrario, cuando hay apropiación del problema y de las situaciones la atención no gira hacia lo desgracia de la vida, sino hacia la búsqueda de soluciones, a qué se debe dar importancia y qué es lo que se puede hacer ante las situaciones. Se debe atender a la ética de cómo proceder ante los demás y sobre todo, en definir cuáles deben de ser los propósitos de vida que justifiquen los esfuerzos de las decisiones tomadas.

En la Toma de Decisiones, lo importante no es preguntarse si las circunstancias son favorables o no, sino cómo hacer para que sean favorables. Tomar decisiones es asumir el control de la propia vida. Si la situación es difícil, se buscan alternativas para salir de la misma. Si la situación es favorable se aprovechan al máximo las oportunidades. El logro de metas no depende de las circunstancias que estamos viviendo, sino de nuestras destrezas en lidiar con las mismas.   Un buen análisis para la toma de decisiones debe apuntar hacia las metas.   El criterio básico que debe satisfacer toda alternativa es el de que si contribuye o no a los propósitos…… .

Hoy día se está orientado a definir lo mal que las cosas están, la tendencia es hacia describir lo mal de las situaciones, a lo poco que estás prometen.   Si bien esto puede ser cierto, las soluciones no están en establecer mas descripciones negativas de las situaciones; llega el momento en que cabe preguntarse qué se debe hacer. Tanta información “realista” contamina nuestro análisis decisional porque no alienta a la construcción en generar alternativas adecuadas para el logro de las metas. Pueden ser quizás útil para la prensa amarillista, como para los profetas apolíticos avisando el fin del mundo, igual para la venta y el mercadeo de fórmulas fáciles, pero nunca para la obtención de alternativas que sean útiles para las metas propias.

En fin, es cierto que no es nada fácil asumir el apropiarse de los asuntos, pero sí vale la pena, pues abre ventanas para trabajar en la propia vida; en las metas de una vida ocupacional, profesional, familiar y personal.   En fin alégrate si tienes problemas, pues implica que estás revisando qué puedes hacer, hay esperanza y no se está limitado a vivir por las condiciones impuestas, ni tampoco por golpes de suerte que externasi. Como nos sugiere Amado Nervo:

Ser Arquitecto de tu propia vida.


No hay respuestas para "Procurar Soluciones es Apropiación: Más No Excusar"